¿Te apuntas al estilo soft?

Tonos relajados como el beige, estampados a rayas y tejidos ligeros como el lino son las claves de un armario preparado para disfrutar de los últimos días de la temporada y estar a punto para la vuelta a la rutina.